Hoy en día, cuando muchos países se enfilaban en conjunto a dejar en el desuso energías fósiles, específicamente el uso de carbón; se generó una tendencia a regresar a él. Países como China, India, Rusia, Australia, Indonesia y ahora México, han incrementado el uso de esta fuente de energía. El mayor uso que se le da, es la generación electricidad, aunque varias industrias también lo consumen para sus procesos, por ejemplo la acerera y la cementera.

Debido a esto, se debe de incrementar las regulaciones para la combustión de energías fósiles como es el uso de diésel en el mundo del trasporte. Específicamente en los tracto camiones.

Se contaba con ciertas estrategias mundiales, emanadas de los intensos estudios sobre el calentamiento global, del cual estamos viendo secuelas cada vez más numerosas y de mayor impacto, cada año. Es un hecho que el ser humano está cooperando con el calentamiento de forma por demás importante.

 

La huella de carbono que está imprimiendo el ser humano, es responsable directamente del cambio climático.

Es así que la industria del tractocamión y especialmente las nuevas generaciones de motores a diésel, sigue introduciendo nuevos estándares y regulaciones. En Estados Unidos es la EPA2010, en la Unión Europea la Euro VI, en India la BS-VI y hoy en México la NOM-044-Semarnat-2017. Con esta nueva realidad el uso de Urea Automotriz Noxguard en nuestro país es de vital (auténticamente) importancia para que ésta generación y las futuras puedan sobrellevar los terribles cambios climáticos que estamos sufriendo.

Agregue un comentario:

Your email address will not be published. Required fields are marked *